DETALLES DEL JUEGO
blank

Sin dudas, ser un repartidor de pizzas no parece el trabajo más divertido el mundo. Pero en este juego es justamente lo mejor que podría pasarte. Resulta que debes llevar una pizza a la casa de dos hermanas. Todo transcurre con normalidad hasta que te das cuenta que estás zorras están demasiado calientes. Te terminaran por secuestrar y te obligaran a hacer muchas cosas que jamás te hubieras imaginado. Evidentemente te deberás someter a estas perras y dejar que hagan de ti lo que quieran, hasta que lleguen al orgasmo, será entonces cuando puedas correrte sobre las dos, bañándolas de esperma caliente.

COMPARTE ESTE JUEGO EN TU SITIO WEB

Embed this game